Con el permiso de el Gabo, le voy a usar el lugar.  O quizás debería invitarlo a que venga a Córdoba un fin de semana como el anterior. perderíamos un escritor, pero ganaríamos un documentalista.

Jamás en mi vida pensé que llegaría a decir esto, pero me avergüenzo de mi condición de cordobés. Me han robado la identidad y el orgullo que eso supone. Han robado más de 400 años de historia desde la fundación de la capital provincial. Córdoba dejo de ser La Docta para ser Macondo.

Pero algo de culpa también tenemos nosotros. Por que permitimos que se tomen como válidas elecciones obligatorias donde vota menos del 70% del padrón. Por que no exigimos que sea el que sea el que termine resultando vencedor en esta truchada imponga el método de ballotage para cuando ningún candidato supere el 50% del padrón, y que ahí si se gane por mayoría simple.  Por que hemos dejado que nuestra sociedad se degrade hasta el punto que la práctica de compra de votos con bolsones sea una práctica habitual. Por que, con o sin fraude, un 25% del padrón es lo que asegura un puesto de gobernador. Por que las tres opciones principales para elegir eran dos menemistas, uno de ellos asociado a Cavallo, y un vice gobernador de Angeloz. Por que permitimos que la prensa elimine del mapa a las otras opciones minoritarias.

Una gripe me impide estar en la calle luchando para que se asegure aunque mas no sea esta democracia trucha, pero creo que todos deberíamos estar ahí, incluso los que votaron a Schiaretti.  Después de esto nadie puede asegurar nada de las elecciones anteriores o de las por venir.

Un detalle interesante que surge de las declaraciones de Lopez Murphy respecto de el voto electrónico. Señor Lopez Murphy, se que usted no va a leer esto, pero me sorprende que sea tan ignorante, el punto de falla fue justamente la parte electrónica. Claro, podemos poner una vulnerabilidad mayor desde el instante que  entra una persona al cuarto oscuro, pero no creo que sea lo mejor.

En fin, a todos los cordobeses, bienvenidos a Macondo

Anuncios